Saltar al contenido

Sorprendente Pero Real: Mujeres Que Pagan Por Un Orgasmo

¿Quieres encontrar la paz interior? Para un gran número de mujeres, la mejor manera de hallarla es 15 minutos de disciplinada, profunda e intensa estimulación clitoriana. Cada vez son más las mujeres por todo el mundo que se suman a la meditación orgásmica, también conocida como OM, dispuestas a pagar incluso 147 £ (unos 189 €) en Reino Unido por este tratamiento.

Os estaréis preguntando en qué consiste exactamente eso de la meditación orgásmica. Los imprescindibles: La mujer, desnuda de cintura para abajo y abierta de piernas y un desconocido llamado “the stroker” totalmente vestido. Él empieza a masturbarla suavemente con sus dedos generosamente lubricados durante 15 minutos.

Esta práctica, fundada en 2001 por la emprendedora Nicole Deadone en San Francisco, ya se ha ido extendiendo por todo el mundo, mediante talleres, conferencias y charlas.

Ya cuenta con más de 10.000 participantes en todo el mundo

Y es que los talleres de meditación orgásmica son más que una simple práctica sexual. Primero, el tutor describe la vagina con todo lujo de detalles (color, textura, forma…) de la clienta para los oyentes y a continuación procede a la masturbación mientras otros hombres y mujeres observan la práctica.

Aunque parezca sorprendente cada vez son más los que se suman a esta nueva práctica de meditación o práctica sexual, no seré yo quién se atreva a juzgarlo. Ya son más de 10.000 los participantes de la meditación orgásmica en todo el mundo, la cual promete un largo estado de conciencia mejorando tus relaciones sexuales e incrementando tus habilidades orgásmicas. Porque lo cierto es que gran parte del orgasmo está en nuestra cabeza y no entre nuestras piernas.

Para Nicole Deadone el orgasmo es algo vital para cada mujer de este planeta. Lo que muchas personas entienden como orgasmo, para la meditación orgásmica es el “clímax” mientras que el orgasmo lo entienden como placer. No es algo de lo que solo vayas a disfrutar en el último momento. Es toda la sensación que te lleva al clímax.

Y a ti, ¿te gustaría alcanzar la paz interior a base de orgasmos?