Saltar al contenido

Me Encanta Estar Sola: El Poder De Los Introvertidos

Vivimos en una sociedad en la que si no tienes la habilidad ni la facilidad para relacionarte con los demás de la mejor forma posible te quedas atrás. Se nos ha repetido hasta la saciedad que los seres humanos somos sociales por naturaleza, que tenemos la necesidad de relacionarnos con el resto de humanos pero se les olvidó mencionarnos que también necesitamos un tiempo para estar solos.

Parece ser que uno de los miedos más extendidos en la edad moderna sea el miedo a la soledad. Tenemos miedo a estar solos, a crecer solos, a morir solos… Pero y si, al contrario de todo lo que nos hicieron creer, ¿la soledad no fuese tan mala? Sorpresa, así es, la soledad no es un demonio cruel y malvado que va a destrozarte por dentro, la soledad es el mejor medio para descubrirte a ti misma.

Amo la soledad, soy introvertida y disfruto de mis momentos a solas. Esto no significa que no me gusten las personas, por supuesto que no. Significa que necesito tiempo de encerrarme en mi habitación, dar un paseo conmigo misma, perderme y encontrarme en mis pensamientos. De vez en cuando, no viene nada mal alejarse todo, desconectar y meternos en nuestra cabeza. Solo allí encontraremos las verdaderas respuestas de lo que queremos en la vida, de lo que pensamos, de lo que sentimos sin que nadie nos esté influenciando a nuestro alrededor.

Soy introvertida y no estoy sola. “De hecho, de un tercio a la mitad de la población es introvertida, es decir, una de cada dos o tres personas que conocéis”, así lo explica la escritora y también introvertida, Susan Cain, en la conferencia TED El poder de los introvertidos. Esto demuestra que no soy una friki (por lo menos no por mi introversión) por querer estar a solas de vez en cuando. En su charla, Cain diferencia entre ser tímido y ser introvertido. Mientras la timidez es el miedo al juicio social, la introversión está más relacionada en cómo se responde a la estimulación social. Esto quiere decir que los introvertidos se sienten más cómodos y activos en ambientes más tranquilos, donde desarrollan mejor sus talentos.

Empezad a disfrutar de la soledad

Como buena introvertida, necesito un tiempo para mí, para desarrollar mis ideas, ser creativa y perderme entre mis pensamientos para encontrar mi propio camino, una solución original. Mi solución original. La sociedad necesita a los introvertidos y también a los extrovertidos. Es fundamental un equilibrio, “un ying y yang” entre estos dos tipos de personas. Personalmente os animo a encontrar vuestro momento para pensar. Dejad de tener miedo a la soledad y empezad a disfrutar de ella.

  1. El poder de los introvertidos, Susan Cain

    El poder de los introvertidos, Susan Cain