Saltar al contenido

La Ciencia Lo Confirma: Nos Gustan Los Desequilibrados Mentales

Por fin se ha demostrado científicamente las razones por las que nos enamoramos de quien no nos conviene. Lejos de lo que pensábamos, no es nuestro problema tener la habilidad de escoger siempre al que acaba siendo un idiota, un pasota o un chico complicado de narices. En un estudio dirigido por Fernando Gutiérrez del hospital clínico de Barcelona y publicado en Evolution and Human Behavior, demuestran que las personas con rasgos de personalidad patológica son las más atractivas y en las que más nos fijamos.

El estudio contó con casi 1.000 hombres y mujeres heterosexuales con una variedad de rasgos de personalidad patológicos cuyos trastornos variaban en severidad de ninguno a diagnosticable. Gutiérrez y su equipo preguntaron a los participantes acerca del número total de parejas con las que habían estado, número de hijos, nivel de empleo, ingresos y otros factores sociodemográficos.

Los resultados fueron sorprendentes, las personas con algunos tipos de personalidad patológica, como los neuróticos, impulsivos o personas con falta de autoestima, tenían más parejas e incluso más niños. Lo que demuestra que estos rasgos no están siendo eliminados por selección natural, sino que se ha convertido en una ventaja evolutiva.

Las personas con trastornos de personalidad tienen más descendencia y transmiten estos rasgos a sus hijos

Según Gutiérrez sus resultados proporcionan la primera evidencia sólida de que algunos trastornos de la personalidad podrían ser estrategias evolutivas seleccionadas sexualmente. Ahora ya tienes la respuesta de por qué ese chico tan mono, bueno y equilibrado no te atraía y por qué sí, de ese chico con problemas psicológicos del que al cabo del tiempo te has preguntado mil veces qué le viste para enamorarte de él.

Las personas con patologías impulsivas atraen más que las personalidades sin rasgos desequilibrados

Los resultados del estudio revelaron que las mujeres neuróticas eran más propensas a estar en relaciones duraderas . Las participantes más neuróticas tenían 34 por ciento más de parejas de larga duración y un 73 por ciento más de hijos que la media a pesar de exhibir un rasgo que es típicamente asociado con la inestabilidad, ansiedad e inseguridad.

Gutiérrez sacó una teoría referente a por qué nos gustan los chicos impulsivos a raíz de su estudio. Asegura que algunas personas se sienten atraídas por estos tipos de personalidades porque los consideran cautivadores. Son egoístas, rompen las reglas, son imprudentes y rebeldes, pero también son valientes, temerarios, independientes y autosuficientes y viven frenéticamente. Este cóctel de personalidad tendría una razón de ser evolutiva, puesto que son personas con buena condición genética para vivir peligrosamente sin sufrir daños.

Los hombres obsesivo-compulsivos tienen más parejas de larga duración

¿Pero se trata todo de una fuerza sobrenatural que tienen las personas con rasgos patológicos? También influye que los impulsivos se ponen en situaciones más propicias para el contacto con gente nueva y el inicio de relaciones y las mujeres neuróticas tienen más tendencia a buscar apoyo en una pareja para obtener estabilidad y apoyo emocional.

Ahora ya sabemos que si estamos solteras no es nuestro problema, si es que ser equilibradas, fuertes de autoestima y buenas personas debe considerarse un problema. Somos exigentes y no queremos relaciones destructivas en las que no se sabe cuál de los dos está más loco. Seguiremos esperando esa persona buena, equilibrada y que nos atraiga. Costará más, pero tengo por seguro que valdrá la pena.

Fuentes: Medciencia y Scientific American