Saltar al contenido

Fases Por Las Que Pasan Los Compañeros De Piso En 7 Gifs

Irse a vivir fuera siempre resulta aterrador pero no por el hecho de vivir solo sino más bien por cómo va a ser la convivencia con tus nuevos compañeros de piso. No importa si los conoces de algo o son completos desconocidos, la convivencia es una dura prueba. Éstas son las fases por las que pasan los compañeros de piso en 7 gifs.

Te va a encantar: 15 Gifs Que Describen A La Perfeccion La Vida De las Veinteaneras

Fase 1: Comerte la cabeza

La fase de comernos la cabeza la hemos tenido todos. Las semanas previas a mudarte a un piso de estudiantes nos pasan por la cabeza mil cosas. ¿Y si no nos caemos bien? ¿Cómo me puedo dormir al lado de alguien que no conozco? Podría matarme… ¿Y si es raro?

Fase 2: “Juro que no soy así de torpe”

Si no te suena, yo te la recuerdo. Es esa fase en la que te vuelves un poco tonto y de repente no sabes enchufar la vitro, poner la lavadora o usar el microondas. Parece que no hayas tocado nada de la casa en años y tienes miedo que piensen que eres una niña de papá o un poco tonta.

Fase 3: Fiesta de compañeros de piso

Esta fase es la mejor de todas. No hay nada mejor que una boracherra común para conocerse mejor y estrechar lazos. A partir de ese día nada vuelve a ser igual. Empezáis a tener recuerdos juntos y sin daros cuenta os vais cogiendo más confianza.

Fase 4: La luna de miel

Después de conocerles profundamente de fiesta hay una periodo de tiempo en el que se convierten en las personas más maravillosas del planeta. Nada de lo que hacen te molesta o te hace sentir incómodo. Lo compartes absolutamente todo. Compartes comida, sofá, ropa, risas, lloreras…

Fase 5: Te molesta todo

Ya empiezas a darte cuenta de que las paredes parecen papel de fumar y se oye absolutamente todo. Un día te levantas pronto porque tienes examen, ves la cocina hecha un desastre y te toca hacerte tu vaso de leche al lado de un cubata. ¿No mola verdad? Te toca la moral que siempre te toque a ti quitar los pelillos asquerosos de la ducha. Te entra mala leche cuando ves que alguien ha acabado el papel higiénico y no ha comprado más… Un largo etcétera de circunstancias que te empiezan a molestar y provocan la primera crisis de compañeros de piso.

Fase 6: Más comunicación

Después de enfadaros, gritaros e ignoraros avanzamos a esta sexta fase en la que descubrís que no podéis estar mal entre vosotros. Habláis sobre el tema y llegáis a la conclusión de que si alguien no se da cuenta de que está haciendo algo mal se le puede decir las cosas de forma educada y sin malos rollos. De repente, la vida es mucho más simple. Si alguien está hablando demasiado alto, se le puede decir que se calle. Si han dejado algo sucio, se les puede decir que lo limpien. Si alguien está trayendo a casa a demasiados chicos, le das un consejo amigable.

Fase 6: Somos una familia

Finalmente tus compañeros de piso se convierten literalmente en tu familia. De repente pasan a ser tu despertador, terapeuta, mejor amigo, madre, padre, hija y perro.