Saltar al contenido

5 Cosas Que Nos Preocupan A La Generación Millennial

Con cada generación, llega una nueva serie de preocupaciones. Y la generación millennial no podíamos ser una excepción.

Los jóvenes tenemos un montón de preocupaciones. Eso no es malo, simplemente nos ayuda a estar más atentas cuando las cosas se empiezar a girar.

Universidad, trabajo, ejercicio físico, dieta, etc. son muchas cosas por la que preocuparnos. Aquí esta la lista completa de las 5 cosas que más nos preocupan a los jóvenes…

1. Estar solteras

Las cosas han cambiado. Ya no tenemos tanta presión social por casarnos. Parece que el matrimonio está anticuado.

Pero según las encuentas, esta falta de compromiso no está afectando. Algunos estudios dicen que hoy en día estar soltera de forma continuada puede ser tan peligroso como fumar.

Nosotras pensamos que eso es una tontería, pero desde luego en la calle se puede percibir esa preoucpación de “me estoy haciendo mayor y aún estoy soltera”. Supongo que aún tenemos que aprender que no pasa nada si nos pasamos la vida a nuestro rollo, sin depender de nadie…

2. La salud mental

Según un estudio, el 7% de los jóvenes entre 20 y 29 años han estado deprimidos el último año. Otro 9% han tenido ansiedad.

Y la cosa va a peor con los años. Hasta un 28% de la generación millennial está tomando medicación por una cosa o por la otra.

Sin duda nuestra salud mental nos preocupa. Y eso nos genera mucha preocupación de cara al futuro.

3. Malas relaciones

¿Quién no se ha visto alguna vez en un mala relación? ¿Una de esas de las que cuesta salir? Cuando algo no funciona, tenemos que cortarlo. Pero es un hábito muy habitual, alargarlo más de lo necesario.

Muchos estudios demuestran que las malas relaciones son perjudiciales para tu salud. Y eso sin duda nos preocupa a las chicas de nuestra generación. Hasta un 13% de las jóvenes necesitan tomar medicación como consecuencia de una mala relación.

4. El peso

1 de cada 3 millennials tiene sobre peso. De hecho, han más obesos en nuestra generación que en la de nuestros padres, y eso nos preocupa.

Demasiadas preocupaciones que sólo nos llevan a estar más estresadas.  No hay duda de que hay que dejarse llevar, vivir cada día centrada en el presente, sin pensar demasiado en un futuro que no sabemos lo que nos deparará.

5. El futuro

Nuestra generación es la primera que se preocupa por “hacer algo que pueda cambiar el mundo”. Nuestros padres sólo querían un sueldo que les permitiera vivir bien.

Nosotros hemos crecido pensando que podíamos conseguir todo lo que nos propusiéramos. Que teníamos que hacer algo que supusiera una diferencia. Y eso es mucha presión.

Entramos en un trabajo y si al año no tenemos algún impacto, empezamos a plantearnos cosas. Es obvio que somos una generación con poca paciencia, pero tendríamos que vivir más el momento. Pensar menos en el futuro. Dejar que las cosas fluyan y esperar que con nuestro esfuerzo diario todo cobre sentido.